EN
Search
Back to All Blog Posts

La Población de Orcas Ibéricas: Un frágil equilibrio

La Población de Orcas Ibéricas: Un frágil equilibrio

Unas pocas veces al año, las orcas ibéricas se acercan a la costa de Sesimbra en busca del atún rojo en su ciclo migratorio, su principal alimento, hacia el norte de la Península.

Son una población única y distinta de orcas (Orcinus orca) en el Atlántico, presente sólo en las costas oeste y norte de la Península Ibérica, en el Estrecho de Gibraltar y en el Golfo de Cádiz.

Son famosas por su inteligencia y sus complejas estructuras sociales, con su propio dialecto, dieta y comportamiento social.

Esta población de orcas es ahora muy pequeña, y las últimas estimaciones sugieren menos de 40 individuos en total, divididos en grupos más pequeños (subpoblaciones) que se desplazan por la costa de la Península Ibérica y con muy pocos individuos reproductores.

Se están realizando esfuerzos de conservación para proteger a esta especie tan vulnerable, tratando de garantizar poblaciones sostenibles de atunes, más áreas marinas protegidas para reducir el impacto humano, con varios grupos multidisciplinares de investigación y conservación dedicados a su estudio.

La orca ibérica está clasificada actualmente en la Lista Roja de la UICN como "especie en peligro crítico", a sólo una clasificación de la extinción en estado salvaje.

Este estatus de especie en peligro crítico es el resultado de varios factores, entre los cuales el más agravante es la escasez de su presa principal, el atún rojo, que se ha visto gravemente mermado por la sobrepesca. Esta escasez de alimento obliga a las orcas a gastar más energía cazando, lo que afecta a su salud y a su éxito reproductor.

Las perturbaciones causadas por el aumento del tráfico marítimo y los enredos en artes de pesca también ponen en peligro a las orcas, especialmente a las crías y los juveniles, y perturban sus grupos sociales, que son cruciales para su supervivencia y reproducción.

La protección de estos cetáceos únicos requiere un esfuerzo concertado de gobiernos, conservacionistas y concienciación entre las comunidades costeras para garantizar que las generaciones futuras también puedan ser testigos de poblaciones de orcas que prosperan en su hábitat natural, los mares ibéricos.

La crítica situación de estas orcas sirve de advertencia sobre el tenue equilibrio entre los ecosistemas marinos y la actividad humana.

La lucha de todos por su conservación es crucial.

En las imágenes: Orca Gladis Albarracín-GA , cazando atunes en Sesimbra, 19.06.2024

Créditos: Bolhas Tours

Comments
Write a Comment Close Comment Form
Only registered users can leave comments.
Blog archive
Categories